domingo, 25 de febrero de 2007

Las mujeres, que leen, son peligrosas

Cuando el sábado por la mañana llegué al Centro Pignatelli a dar mi conferencia sobre "Los conflictos del agua. Agua por territorio" dentro de las Jornadas de Educación para la Paz, me esperaba en la puerta de la sala mi amiga Tere; alguien de quien yo digo que de mayor quiero ser como ella y a la que no le hace falta tener una agenda electrónica para acordarse de que hoy domingo, día 25, era mi cumpleaños. En sus manos, un regalo: el libro Las mujeres, que leen, son peligrosas. A primera vista, una delicia; un regalo para los sentidos que disfrutarán admirando y reflexionando sobre las mujeres y la lectura; o sobre las mujeres y su intimidad; o sobre las mujeres y su pensamiento; o sobre las mujeres....Por nosotras...me voy a disfrutar de libro para seguir siendo igual o más peligrosa.
Quienes querais cotillear el power point de la charla de las jornadas de Educación para la Paz, en breves, estará en la web del SIP: http://www.seipaz.org

4 comentarios:

Bercimuelles dijo...

Felicidades de parte de este zagal que siempre incluía en su desayuno de los viernes su ración de Cristina Monge, y con gran gusto.

Chabi dijo...

Feliz cumpleaños. Tú sí que eres un peligro. Te tienen un miedo por ahí... Mira que quitarte la tertulia... Para una voz lúcida que sonaba por las mañanas, van y la quitan. En fin, espero verte pronto en el Ayuntamiento dando caña...

chus dijo...

Felicidades.

No tenía dudas acerca de que eras peligrosa y suponía que leías. Lo que no había hecho es establecer relación causa efecto.

O sea, que si lees un poco menos igual gano en tranquilidad... y en aburrimiento.

besicos

inde dijo...

Felicidades, hermosa. Muchismismismas.